Última actividad


Equipo
Perito Judicial y Mediador dejó un comentario para Perito Judicial y Mediador
8 Sep

Equipo
Perito Judicial y Mediador ha agregado 4 discusiones al grupo CURSO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS
4 Sep

Equipo
Perito Judicial y Mediador ha comentado el grupo CURSO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS de Perito Judicial y Mediador
"Resumen En este curso hemos estudiado cuatro temas que son los ejes principales sobre los que se…"
4 Sep

Equipo
Perito Judicial y Mediador ha agregado una discusión al grupo CURSO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS
Versión reducida

Los métodos alternativos de resolución de conflictos

En este apartado y tema nos centraremos en otras formas de resolver los conflictos. Estos métodos…Ver más
1 Sep

Equipo
Perito Judicial y Mediador ha agregado 6 discusiones al grupo CURSO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS
31 Ago

Equipo
Perito Judicial y Mediador ha publicado un grupo
Versión reducida

CURSO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

Aprovechamos la información del curso realizadoVer más
31 Ago

Equipo
Tecnologías Limpias ha publicado una discusión

La gama de aerogeneradores de Bornay, están producidos 100% con energías renovables

EN MONTERREY, MÉXICO, DEL 23 AL 25 DE AGOSTOBORNAY AEROGENERADORES Y SU FILIAL AMERICANA, BORNAY…Ver más
21 Ago

Equipo
Entradas de blog publicadas por Perito Judicial y Mediador
20 Ago

ZONA DE CONTACTO:

AGRUPASUMA Internacional. Contacto:
E-mail:
agrupasuma@agrupasuma.com
E-mail (Skype).
agrupasuma@live.com
------------------------------------------

Facebock

Click aqui

para enviar un E-mail

o utilice la pagina de CONTACTO:

El tiempo es otro de los elementos que componen el conflicto. El conflicto se desarrolla a lo largo del tiempo. Debemos fijarnos en que el conflicto es un procedimiento que se va desarrollando a lo largo del tiempo y hay que conocer aproximadamente en qué fase se encuentra para determinar qué actuaciones será necesario protagonizar.

El procedimiento que sigue el conflicto se conoce como escalada y desescalada. En todos los conflictos se sigue este proceso, aunque en la mayoría de ellos éste no se desarrolla hasta la última fase que se caracteriza habitualmente por la utilización de la violencia.

Un aspecto a tener en cuenta es el tiempo en el que nos mantenemos en una u otra fase.

Cuanta más historia tenga el conflicto y más tiempo nos hayamos mantenido en una de las fases, más problemática será su resolución. Estos tiempos deben ser respetados por la o las personas que quieran ayudar a las partes a resolver sus conflictos. 

La escalada  

Un proceso de escalada no sigue una trayectoria caótica sino que se desarrolla gradualmente (Spillmann, 1991).

La etapa primera de la escalada forma parte de la vida cotidiana. Incluso cuando las relaciones son buenas, hay momentos en que las expectativas, las necesidades o las ideas opuestas provocan conflictos. Estos sólo pueden resolverse procediendo con suma cautela, reflexión y empatía mutua. En esta fase se adquiere conciencia de las tensiones, se hace un esfuerzo por hallar soluciones objetivas con la parte contraria y se prepara uno para comportarse de manera cooperativa. Si por cualquier razón es imposible llegar a un acuerdo, si una de las partes se obstina en su punto de vista, el conflicto se intensifica hasta llegar a la etapa siguiente. 

La escalada hacia un nuevo nivel, sólo se produce cuando una de las partes interesadas, deliberadamente o no, da un paso que no es “aceptable” en el contexto de esa fase específica de la escalada. 

En la etapa segunda, las partes fluctúan entre posiciones de cooperación y competición. Se tiene conciencia de los intereses comunes, pero los propios deseos predominan y aumentan su importancia. Aumentan los puntos en disputa y se utiliza la lógica y la comprensión para convencer o disuadir al adversario. Revisten cada vez más importancia los esfuerzos por imponerse y no permitir ningún debilitamiento de la propia posición, y se empieza a pensar en dejar el campo de la mera discusión. La acción realizada por una de las partes lleva a la tercera etapa de la escalada. 

En la tercera etapa, se pasa a la acción. La interacción entre grupos se hace más irritable. Se comienzan a perder las esperanzas de llegar a puntos comunes en una discusión y todas las expectativas se centran en la acción. Este cambio produce un sentimiento de satisfacción y reducción de las tensiones, temporal al menos. En esta etapa se pretende un cambio en la actitud de la otra parte por medio de la presión, aunque ninguna se mostrará dispuesta a ningún cambio. Se desarrolla así una contradicción que es muy característica del procedimient

o de escalada: las medidas  adoptadas por una parte para provocar una modificación en la otra, son interpretadas por esta como un ataque. En esta etapa aumenta dentro del grupo la presión para unificar opiniones. Es una fase en la cual la tensión es elevada y en la que dejan de aceptarse opiniones contrarias con respecto a la interpretación del conflicto. Las verdaderas causas del co

nflicto pierden importancia, centrándose la hostilidad en el adversario. Se comienza a clasificar a la otra parte con estereotipos colectivos negativos como elemento identificador (fascistas, etc.) 

En la cuarta etapa, ya no se está dispuesto a considerar los pensamientos, sentimientos y la situación del otro. Es muy característica de esta etapa que desaparezcan absolutamente las diferencias individuales. En esta fase predominan los juicios absolutizados, todo lo que no seamos yo o nosotros es malo y necesariamente rechazable. Se amplía la distancia entre los grupos o personas. 

En la quinta etapa, mediante la amenaza y el temor, ambos contendientes se esfuerzan por mantener el control total de la situación, agravando más el conflicto. Para conservar la credibilidad y disuadir al enemigo de recurrir a la fuerza, el grupo se ve obligado a utilizar él mismo la fuerza. A su vez, esta actitud demuestra al grupo amenazado la naturaleza agresiva del amenazante y provoca un contraataque y, en consecuencia, una escalada mayor que puede llegar a la agresión física. Se deshumaniza absolutamente al enemigo. Se pierde todo tipo de escrúpulos éticos en el trato con el enemigo. Curiosamente, estas mismas personas son capaces de comportarse en su propio grupo como unos seres humanos ejemplares. 

La desescalada 

En esta etapa, el conflicto ha llegado a un punto álgido. La situación conflictiva ha llegado al límite y ya no es sostenible por las partes, aunque en la mayoría de las ocasiones éstas desconocen cuál es la actividad que provocará un descenso en el nivel de conflicto. 

Para que este descenso del conflicto se produzca será necesario (Vinyamata 1999): 

- Reducir la tensión que permita la recuperación de las facultades de las partes en conflicto. En muchas ocasiones, como ya se ha citado, no podrá comenzarse por unir a las partes para que se comuniquen directamente; en ocasiones, puede pasar por un alejami

ento de las partes en conflicto o incluso, en los conflictos interpersonales, por prorcionar ayuda psicológica a sus miembros. 

- Detección de las necesidades y problemas. Es importante, una vez que se ha reducido la tensión, que las partes puedan comenzar a comunicarse de forma que logren expresar cuáles son sus necesidades, sus intereses, sus percepciones, dónde sitúan el problema y cuáles son sus miedos. 

- Reconstruir en común la relación. Normalmente, cuando se consigue mejorar la relación se transforma el conflicto. Se valora más la relación y el interés personal tiende a matizarse hasta alcanzar algo más parecido al interés común. Habitualmente la mejora de la relación es el motor de la transformación de los conflictos.

Visitas: 3

© 2017   Creado por Leonardo Fernández Riego.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio